jueves, 3 de septiembre de 2009

Encamina el Gobierno la reforma laboral

FUENTE: DIARIO LA NACION


Quieren un fondo especial para las indemnizaciones
Aclaración: desde el Gobierno se explicó que el nuevo régimen, que conviviría con el actual, estaría alimentado por aportes patronales; intentarán consensuar los proyectos para enviarlos al Parlamento.
El nuevo régimen de indemnizaciones por despido, que incluirá el seguro por desempleo, consistirá en la conformación de un fondo de capitalización con aportes sólo a cargo del empleador. De todas formas, una empresa podrá decidir, mediante un convenio de negociación con sus empleados, mantener el actual sistema. Así lo aseguró el ministro de Trabajo, Armando Caro Figueroa, en una conferencia de prensa en la que anunció que, en diez días, se intentarán consensuar los proyectos de reforma laboral (previamente preparados por la cartera) en el ámbito del Consejo del Empleo y del Trabajo, para ser enviados luego al Congreso.

De tal manera, se buscará reducir el número de modalidades contractuales temporarias, fomentar que las negociaciones colectivas se hagan por empresas, e introducir modificaciones a la ley de contrataciones laborales para establecer, por ejemplo, que lo que se acuerde en los convenios esté por encima de la ley.

Respecto de las indemnizaciones, la idea es que, mediante el convenio que negocie la empresa con sus trabajadores, se opte por mantener el régimen actual, o se elija aportar a una empresa de la actividad privada, una AFJP, por ejemplo, para cobrar ese dinero (más los resultados obtenidos por las inversiones hechas), una vez que el trabajador abandone la actividad.

Discutir el monto del aporte
En este último caso, es el empleador el que haría el aporte, cuyo porcentaje sobre el salario se discutirá con el sector empresario. Claro que los empresarios, antes de sentarse a discutir cuál será el monto por aportar, preferirían escuchar que el fondo saldrá, en parte, de un descuento que se le realice al trabajador. Los empleados con antigüedad podrán resolver conservar sus derechos adquiridos y pasar al nuevo régimen, según la conveniencia que vean en la alícuota que se establezca o no.

Caro Figueroa aseguró que las normas van a dar garantías contra el despido arbitrario y destacó que en algún caso en particular podría admitirse que la opción se realice en forma individual entre el empleado y la empresa.

Respecto de la realidad del mercado laboral, consideró que, de los trabajadores que ingresaron en la actividad de un año atrás en adelante, "hay un 65% que no tiene derecho a indemnización, por el uso de las modalidades de contratación temporarias".

En tal sentido, justificó otro de los vértices de la reforma pretendida: la reducción del número de las llamadas modalidades promovidas de 14 a sólo 3. Se trata de modificar las leyes que dieron flexibilización al mercado, pero que se convirtieron, según se admite oficialmente, en una fuente de abusos para evadir el pago de aportes.

En cuanto a los convenios colectivos, se busca que las negociaciones se hagan por empresa y no por gremios, y que se anulen las trabas que existen para que esto sea posible. En el ámbito de la seguridad social, se buscará eliminar las jubilaciones de privilegio que aún existen. En tal sentido, se eliminarán las movilidades especiales de las que son objeto algunas prestaciones, y se anularán las diferencias que se cobran en algunos casos por encima de los $ 3100.

Además, Caro Figueroa señaló que se propiciará la reforma de la legislación "para que sea incompatible trabajar y recibir al mismo tiempo una jubilación mayor a los $ 1500".

Una nueva norma sobre pensiones no contributivas ajustará, por otra parte, la descripción de los casos en que la Anses pueda otorgarlas. Un ejemplo, según el ministro, es el de un trabajador que realizó aportes durante 29 años y no consigue empleo para completar los 30 requeridos para jubilarse. Otro proyecto al que se dará nuevo impulso, se refiere a las jubilaciones de amas de casas y de autónomos con baja capacidad contributiva.

Dudan de las virtudes de la flexibilización
Especialistas: discrepan sobre los efectos de reemplazar el actual sistema indemnizatorio y la influencia que tiene en ello la situación del mercado.

Mientras algunos especialistas en temas laborales confían en los efectos positivos que aportarán las medidas de flexibilización anunciadas por el Gobierno, algunos no ocultan que prefieren mantener sus dudas.

En todo caso, a nadie escapa que ciertas realidades relativizan los resultados que se puedan encontrar en la búsqueda de una salida al alto nivel de desempleo. Se trata básicamente de dos factores: las complejas causas que llevaron a la situación actual, y la flexibilización de hecho que existe en el mercado laboral. La falta de una recuperación clara de la actividad hace, por otra parte, que el optimismo sea difícil de sostener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario